Sonrisa Luminosa



SONRISA LUMINOSA


Kenny Rogers cantó una vez
a su dama, a su vida.
Te canto yo, como él
hizo a su dama perdida.
Eres sonrisa luminosa,
radiante como rayo de luna;
inspiras como perfume de rosa.
No hay, como tu, ninguna.
Eres un alma brillante,
alguien a quien amar
No mereces que nadie te ate;
guardate ya de llorar.
Eres la elfa de mi sueño,
la que llena mi ser
I no cesaré en mi empeño,
cree en mi; debes creer.
Algún día la felicidad
será para ti eterna.
Ondeará la gran bandera
y nadie truncará tu libertad
Rie conmigo, bella mujer,
i verás la luz del sol.
Sabras lo que es el amor;
ante ti deberá crecer.