Horas muertas



HORAS MUERTAS

En la cama doy mil vueltas,
saboreando mi soledad,
bebiéndome las horas muertas,
tragándome mi verdad.

No estás y no lo soporto,
no estás y te extraño.
No estás y estoy solo.
Te deseo; no te engaño.

Ven a mi lado hoy;
no esperes más tiempo.
Enamorado de ti estoy;
es veraz lo que cuento.

Te mimaría tanto...
¡Como te besaría!
Sería tu santo;
mi vida te daría

Ven a mi; te suplico.
Te doy todo mi ser.
Seré tu mejor amigo;
¡Déjate querer!