Se fue

SE FUE

Tu y yo, mi oído y tu voz;
nuestros ojos juntos en la noche.
Siento ese amor tan dulce, tan precoz;
ese amor que aflora en ese coche.

Mi boca quiere decirlo;
decirte que te quiero,
decir que quiero vivirlo,
decir que sin ti me muero.

Al final no lo dijo mi boca;
no dijo que tus besos deseo,
que mi mente tu piel toca,
que te amo junto a Morfeo.

Y te vi marchar, te observé,
sentado ante aquel volante.
No lo dije y yo mismo me odié;
insensato y cobarde amante.

Te ibas, mi amor, de mi vida
y solo tus pasos pude mirar.
Amarga fue mi despedida:
¡Espera!, quise gritar.

¡Estúpido! No lo hice.
¡Necio! No te llamé.
"¡Tonto!", Mi consciencia dice.
¡Loco! No te paré.

Sueño cada noche con tus labios;
sueño cada noche con tu pelo.
No ver tus ojos es un agravio.
No tenerte es mi desvelo.

Me queda amarte en silencio.
Llorar por las esquinas tu ausencia.
Morir por lo que siento.
Me queda sufrir por inconsciencia.

Te amaré hasta el fin de los tiempos.
Cuando se seque el mar;
cuando no me quede aliento;
cuando olvide lo que es amar.