::Inicio: >LA PERSONALIDAD DE MIS DOS CORAZONES

LA PERSONALIDAD DE MIS DOS CORAZONES

 

 

Somos dos uno es EL BIEN y otro es EL MAL, depende de nuestra decisión elegir el bien o elegir el mal, es una elección continua. Así como el bien siente con un corazón, el mal también tiene su propio sentimiento y es más difícil de vencer, por que es más duro, es como la hoja afilada del frió acero; hiere y mata por dentro.
Y la victima siempre es el sentimiento del corazón bueno, por que la elección del mal, aunque sea nuestra propia elección nos perjudica a nosotros mismos .POR EXEMPLO:
El corazón malo al ser frió no siente, no siente dolor, pero si siente, RABIA/ DESESPERACION/ ODIO/ ENVIDIA QUE CARCOME/ y todo sentimiento oscuro, que daña al alma, por eso nuestra decisión se siente atraída por nuestro corazón malo, le vemos como nuestro escudo y por eso nos refugiamos en el, por que cuando se esta en el no se siente el dolor del (ALMA)
 
El bien, vive en nuestras conciencias, porque es la brújula que nos guía a un destino más seguro en medio de la tormenta de nuestros sufrimientos.
Pero lo atractivo de nuestro corazón bueno, es a su vez lo que más le tememos ¡QUE SIENTE!!!! Y siente tanto en su sensibilidad  que nos duele incluso el   propio dolor ajeno, es como una mano que toca el alma de los demás y hace suyo el sufrimiento.
Es accesible a los golpes del desamor, rechazo o el leve desprecio. No podemos escapar del sufrimiento, por más que te endurezcas tomando la decisión de ser guiado por el corazón del mal duro como el acero.
Por miedo huimos del dolor. Y del que estamos huyendo es del corazón bueno, por que su sensibilidad nos hace accesibles al dolor del Alma; pero esa carrera desesperada para librarnos del dolor solo nos acerca más aquello de lo que estamos huyendo.
El corazón solo se sana sus heridas cuando lo aman sinceramente, por que su sanidad es el amor.   El amor es que te ACEPTEN, TE VALOREN, TE CORIJAN PERDONANDOTE y que LES INPORTES.
Por que la vida del corazón bueno, su esencia es esta: Que mi dolor te duela, que tu dolor me duela, que tu alegría me alegre, y que mi alegría te alegre.