Un Perro Andaluz

Un Chien AndalouInvitacion Un perro andaluz.jpg

Manifest audiovisual del surrealisme

Dalí demana a Buñuel que abandoni el seu projecte cinematogràfic amb Gómez de la Serna (estancat de feia temps) i li explica un somni seu: un formiguer brollant de la nafra d'una mà. Buñuel li contesta amb un altre somni: un núvol talla la lluna plena com una fulla d'afaitar talla un ull. Marxen a Figueres i en una setmana enllesteixen el guió d' Un Chien Andalou. Es fonamentava en tot allò que acabaven de veure i viure a París: l'assassinat del Dadà i el naixement del surrealisme del ventre del seu cadàver: l'escriptura automàtica, la recerca de les pulsions d'arrel Freudiana, les imatges sense cap recolzament en la lògica (un ull es talla, sense perquè).
Dali i buñuel
El guió és fonamentalment de Dalí. Ell va posar la majoria d'imatges, metàfores i referències icòniques. També recull moltes de les vivències i referències de la vida artística de la Residencia de Estudiantes de Madrid, on convivien amb Lorca, Pepín Bello, Emilio Prados. I molts altres de la Generació del 27 que els visitaven. La Residència és fonamental per entendre el treball creuat, i la pretensió de grup artístic tant com creadors individuals.

Les seqüències s'articulen sense cap rigor racional. El temps no és important ni cronològic (atenem als cartells intertítols de després de tallar l'ull: "8 años después". Poc després: "16 años antes", però cap signe de flashback o moviment temporal, envelliment en els personatges...). Trencar la barrera entre raó i imaginació, el conscient i inconscient, realitat i desig, i asolir l'imaginari d'un món nou, sempre nou i acabat de parir per l'artista.

Jean Vigo va escriure un enaltit comentari sobre aquesta pel·lícula, en la presentació del seu documental "A propósito de Niza", que us reproduïm per tancar la presentació d'aquest curt:

Me hubiera gustado poder proyectarles hoy Un perro andaluz, que, a pesar de ser un drama interior desarrollado en forma de poema, no deja de presentar, en mi opinión, todas las características de un film con un tema de tipo social.
Luis Buñuel no ha querido, y eso explica que vaya a proyectarles A propos de Nice y a presentarla yo mismo.
Lo siento, porque Un perro andaluz es una obra capital desde todos los puntos de vista: firmezJean vigoa de la puesta en escena, habilidad de la iluminación, ciencia perfecta de las asociaciones visuales e ideológicas, sólida lógica del sueño, admirable confrontación entre el subconsciente y lo racional.
Sobre todo lo siento porque, desde el punto de vista del tema social, Un perro andaluz es un film preciso y valiente.
De paso, me voy a permitir señalarles que se trata de un tipo de films bastante raro.
Sólo he visto a Buñuel una vez y no más de diez minutos. No tuve nada que ver con el guión de Un perro andaluz. 0 sea, que voy a hablarles con toda libertad. Por supuesto, lo que voy a decir sólo me implica a mí. Tal vez llegue a rozar la verdad, indudablemente diré más de una tontería.
Para entender el significado del título de este film, no hay que olvidar que Luis Buñuel es español.
Un perro andaluz aúlla, ¿quién ha muerto?
Nuestra apatía es sometida a una dura prueba, esa apatía que nos hace aceptar todas las monstruosidades cometidas por los hombres abandonados en la tierra, cuando no podemos soportar en la pantalla la visión de un ojo de mujer seccionado en dos por una cuchilla de afeitar. ¿Es este espectáculo más horrible que el ofrecido por una nube volando sobre la luna llena?
Este es el prólogo: hay que confesar que no puede dejarnos indiferentes. Nos asegura que, en este film, vamos a tener que ver con otros ojos que los habituales, si se me permite esta expresión.
A lo largo de todo el film somos sacudidos por la misma fuerza.
Desde la primera imagen podemos ver, bajo el aspecto de un niño crecido demasiado aprisa y que va por la calle, en bicicleta, sin sujetar el manillar, con las manos sobre los muslos, unas esclavinas de tela blanca un poco por todas partes y que le hacen corno de alas; podemos ver, digo, nuestro candor rayano en la cobardía, enfrentado al mundo que hemos aceptado (se tiene el mundo que se merece), este mundo de prejuicios sobrecargados de renuncias a uno mismo y de nostalgias tristemente novelescas.
Buñuel es una fina lama que ignora la puñalada trapera.
Una estocada a las ceremonias macabras, a este último acicalamiento de un ser, que ya no está y del que sólo el polvo pesa en el hueco de la cama.
Una estocada a los que han mancillado el amor con la violación.
Una estocada al sadismo, del que la curiosidad es la forma más encubierta.
Y tiremos un poco de los hilos de la moral, que nos pasamos por ese sitio. Veamos a dónde nos llevan.
Un corcho, eso al menos es un argumento de peso.
Un sombrero hongo, pobre burguesía.
Dos hermanos de la Escuela Cristiana, ¿pobre Cristo?
Dos pianos de cola, abarrotados de carroñas y excrementos, pobre sensiblería.
Por último el asno en primer plano, nos lo estábamos esperando.
Buñuel es terrible.
Vergüenza para los que mataron en la pubertad lo que habrían podido ser y buscan a lo largo del bosque y de la playa, donde el mar arroja nuestros recuerdos y nuestras nostalgias, hasta la disección de lo que son cuando llega la primavera.
Cave canem... Cuidado con el perro, muerde.