::Inicio >Criopreservación Humana, Crionica, cryonics

Criopreservación Humana, Crionica, cryonics

Criopreservación, Congelación y Vitrificación

 

Criopreservación y Criónica

La Criopreservación consiste en la preservación a muy bajas temperaturas (menores a -120 ° C) de seres u órganos con el fin de conservarlos. Las bajas temperaturas disminuyen el metabolismo y favorecen la conservación. Hay datos científicos que sugieren que a temperaturas menores a -120 ° C se pueden preservar sin cambios durante muchos cientos de años.

La Criopreservación reversible de embriones, óvulos y espermatozoides humanos es una técnica que funciona correctamente y se utiliza de forma habitual. También se ha conseguido la Criopreservación reversible de pequeños animales y de riñones de conejo, consiguiendo un buen funcionamiento posterior.
Los progresivos avances han permitido importantes mejoras. Uno de los peligros tanto en el proceso de bajar a estas temperaturas, como al subir hasta la temperatura normal (cuando se pretenda revertir el proceso) es la formación de cristales de hielo que puedan dañar las células. Para contrarrestar estos peligros existe la posibilidad de evitar la formación de cristales, mediante crioprotectores, en el proceso conocido como vitrificación, en el que el agua se solidifica formando una estructura amorfa, parecida al vidrio.
No se ha logrado aún revertir con éxito la vitrificación en mamíferos adultos, aunque sí se ha podido observar con microscopía electrónica una buena conservación de las estructuras celulares.

La Criopreservación, la criónica o la Suspensión criónica de humanos, consiste en la preservación a muy bajas temperaturas (menores a -120 ° C) de seres humanos, durante los años que sea necesario, con el fin de preservar su cuerpo con el objetivo de que los avances científicos futuros, quizás puedan permitir revertir la situación y volver a la vida.